Archive for 20/06/10

Italia 1 vs Nueva Zelanda 1

Italia no pudo pasar del empate 1-1 ante Nueva Zelanda, que sigue haciendo historia en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. Los Kiwis se adelantaron por medio de Shane Smeltz en el partido disputado en el estadio Mbombela de Nelspruit el domingo 20 de junio y los Azzurri sólo lograron batir al portero Mark Paston desde el punto de penal. Con este resultado, Paraguay es líder en solitario del Grupo F.

Tal como le ocurrió en su debut en Sudáfrica 2010, a la Azzurra le tocó remontar un marcador adverso. Casi sin tiempo para asentarse en el terreno de juego, Nueva Zelanda les puso contra las cuerdas, con un balón colgado al área que remató al fondo de la red Smeltz, tras aprovecharse de un error de despeje de Cannavaro (0-1, 7’).

Italia al ataque
Herida en su orgullo, la selección italiana recuperó la compostura inmediatamente y sin prisa pero sin pausa comenzó a asediar la portería neozelandesa. Hasta el descanso fue un monólogo de remates azzurri, así que el portero Mark Paston tuvo que lucirse en un tiro libre de Vincenzo Iaquinta y un remate de Gianluca Zambrota que salió rozando el larguero. Además la suerte se alió con los All Whites en un ramate de Giorgio Chiellini y en un disparo de Riccardo Montolivo, que se estrelló en el palo para salir paseándose sobre la línea de gol.

Italia obtuvo la recompensa a tanta insistencia desde el punto de penal, tras una falta de Tommy Smith sobre Daniele de Rossi, que ejecutó Iaquinta  (1-1, 29’).

Tras el descanso, los hombres de Marcello Lippi salieron con las mismas intenciones, volcados al ataque. Pero salvo en un remate de Antonio Di Natale, en el que se lució Paston (49’), a los italianos les costó entrar el hueco en la cerrada defensa oceánica para hacer el último pase o tirar a puerta. E Ivan Vicelich estuvo a punto de darles un nuevo disgusto al recuperar un mal despeje del capitán azzurri (63’), que en este partido alcanzó a Dino Zoff en partidos mundialistas disputados (17).

En la recta final, los vigentes campeones apretaron el acelerador pero Paston y el capitán neozelandés Nelsen les ahogaron por dos veces el grito de gol tras un excelente remate de Montolivo y un peligroso centro de Di Natale. Mientras a los oceánicos les faltaba puntería en la definición de sus contragolpes. Así el remate cruzado de Chris Wood salió rozando la base del poste (83’). Mauro Camoranesi y Zambrotta todavía lo intentaría con fuertes disparos que la zaga kiwi defendió con apuros.

El Grupo F sólo se definirá en la última jornada que enfrentará a Eslovaquia con Italia en el estadio Ellis Park de Johannesburgo el jueves 24 de junio a las 16:00 (hora local) mientras que Paraguay se verá con Nueva Zelanda ese mismo día en Polokwane.

El campeón no ratificó su condición. Italia no pudo con Nueva Zelanda y no sabe lo que es ganar en este Mundial. Era una obligación vencer para no alejarse de Paraguay, que le ganó 2 a 0 a Eslovaquia. Ahora complica sus aspiraciones de clasificación.

Italia salió con la necesidad de sumar de a tres. Atrás dejó el empate 1 a 1 en su estreno ante los guaraníes. Al frente, Nueva Zelanda ofreció resistencia, motivado por su empate en la fecha inicial frente a Eslovaquia.

Pero fue Nueva Zelanda el que sorprendió al mundo. A los 7 minutos, Shane Smeltz dejó frio al campeón al abrir el marcador en favor de los “Kiwis”. Nada pudo hacer el arquero Federico Marchetti, reemplazante del titular Gianluigi Buffon. Aunque en la imagen se vio que el gol fue en posición adelantada.

Italia, herido en su amor propio, se fue en busca del empate. Un tiro al poste por parte de Marchisio fue un anticipo. Pero el campeón consiguió la paridad por la vía del penal. Una falta que sufrió Daniele De Rossi dentro del área fue transformada en gol por Vincenzo Iaquinta a los 28 minutos. El campeón buscó de inmediato el segundo, pero el primer tiempo terminó empatado.

En el segundo tiempo hubo mucho sufrimiento para la “Azzurra”. Intentaron por todos los lados anotar en la portería de Paston, pero la buena actuación del arquero y la mala fortuna no estuvieron de parte del campeón. El 1 a 1 no se movería por nada del mundo y el campeón se complicó la vida en Sudáfrica.

FICHA TÉCNICA:

ITALIA (1): 12. Marchetti; 19. Zambrotta, 5. Cannavaro, 4. Chielini, 3. Criscito; 6. De Rossi, 22. Montolivo, 7. Pepe, 15. Marchisio; 11. Gilardino, 9. Iaquinta. DT: Lippi.

NUEVA ZELANDA (1): 1. Paston; 4. Reid, 6. Nelsen, 5. Vicelich, 19. Smith; 7. Elliott, 3. Lochhead, 11. Bertos, 14. Fallon; 9. Smeltz, 10. Killen. DT: Herbert.

GOLES: Iaquinta (29, de penal) (ITA) – Smeltz (7 minutos) (NEW).

CAMBIOS: 10. A. Di Natale x Gilardino; 16. M. Camoranesi x Pepe; 20. G. Pazzini x Marchisio (ITA) – 20. C. Wood x Fallon; 21. J. Christie x Vicelich; 13. A. Barron x Killen (NUE).

ÁRBITRO: Carlos Batres (Guatemala).

ESCENARIO: Mbombela (Nelspruit).

Anuncios

Eslovaquia 0 vs Paraguay 2

La selección de Paraguay dio un paso firme en su sueño por clasificar a octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 al derrotar 2-0 a su similar de Eslovaquia este domingo 20 de junio en Mangaung/Bloemfontein. El encuentro, válido por el Grupo F, mostro a una Albirroja muy superior en la primera mitad, en la que pudo definir las acciones con un tanto de Enrique Vera.

El equipo de Gerardo Martino salió dispuesto a llevarse el partido desde el inicio, con una formación audaz que incluyó tres delanteros: Nelson Haedo Valdez, Roque Santa Cruz y Lucas Barrios. En ese contexto, y gracias a la presión de los volantes, la Albirroja se adueñó de las acciones y comenzó a acumular méritos para ponerse en ventaja.

Primero se lo ahogó Jan Mucha a Barrios, quien exigió al portero con un buen remate de pierna derecha. Luego fue Cristian Riveros el que obligó al portero, y el mismo Barrios le pasó cerca al travesaño en un nuevo intento personal.

No habían pasado 25 minutos y la diferencia en el campo era notoria. Tanto es así, que los sudamericanos lograron sacudir la red: Barrios recibió por la medialuna y habilitó a la llegada libre de Cristian Vera por derecha, quien definió con cara externa ante la salida estéril del portero (0-1; 27’).

Eslovaquia, por su parte, apenas inquietó con un cabezazo desviado de Kornel Salata a la salida de un tiro de esquina. Paraguay respondería pronto: Roque Santa Cruz realizó una de sus habituales escaladas y exigió a Mucha, quien se lució en el mano a mano.

Cambio de ritmo
Llamativamente, los pupilos de Gerardo Martino no lograron mantener el mismo ritmo en el inicio del complemento y, sumado a la falta de peso de Eslovaquia en los últimos metros, el encuentro bajó en intensidad.

La primera situación de riesgo se produjo recién a los 72 minutos cuando Santa Cruz desbordó por izquierda y encontró a Vera en el centro del área. El goleador de la jornada buscó sorprender al portero con un cabezazo al primer palo, pero el balón se marchó centímetros afuera. Tampoco tuvo suerte el ingresado Aureliano Torres, quien con un disparo típico de su repertorio estuvo cerca de estirar la ventaja ante el vuelo espectacular de Mucha. 

Martino intentó sacudir la modorra de sus dirigidos con el ingreso de Oscar Cardozo en los últimos compases del partido, pero el tanto del final llegó por intermedio de otro volante: Cristian Riveros, quien recibió de Paulo Da Silva y sentenció el marcador con un potente zurdazo (0-2, 86’).

En la última jornada del Grupo, a disputarse el 24 de junio, Paraguay buscará asegurar su clasificación frente a Nueva Zelanda en Polokwane, mientras que Eslovaquia intentará el milagro contra Italia en Johannesburgo.

Sudamérica se sigue llenando de triunfos. Paraguay fue superior y le ganó 2 a 0 a Eslovaquia. Con este resultado, la “Albirroja” es el líder momentáneo del Grupo F, que también comparten Italia y Nueva Zelanda, que se enfrentarán luego.

Paraguay venía de empatar 1 a 1 con el actual campeón del mundo. Sin embargo, hoy el triunfo era necesario para soñar con la clasificación a los octavos de final.

Al frente estaba la corajuda selección de Eslovaquia, que en la primera fecha dejó pasar los tres puntos sobre la hora: igualó 1 a 1 con Nueva Zelanda. Definitivamente este era el partido del desempate.

Paraguay empezó agresivo. Con tres delanteros, Paraguay salió con todo en busca de los tres puntos. Martino colocó a Lucas Barrios, Nelson Haedo y Roque Santa Cruz para hacer daño. Su principal arma fue el juego aéreo, aunque en los primeros 15 minutos los eslovacos defendieron bien.

Sin embargo, la garra guaraní se impuso y consiguió sus frutos. Enrique Vera abrió la cuenta a los 27 minutos, luego de una gran jugada que inició Barrios. El 1 a 0 cayó en el momento justo y así se fueron al descanso.

El segundo tiempo fue al gusto de los paraguayos. Los sudamericanos estuvieron más cerca del segundo que los europeos del empate. Santa Cruz y Barrios intentaron estrenarse como goleadores, pero la fortuna no estuvo de su lado.

Ninguno de ellos pudo anotar, pero si Cristian Riveros. El volante sentenció el partido a los 86 minutos, luego de recibir un pase de Paulo da Silva. Paraguay ganó y tiene un pie y medio en los octavos de final. Un motivo más para que Sudamérica celebre. Y para que quede demostrado que es la región “Papá” del Mundial.

FICHA TÉCNICA:

ESLOVAQUIA (0): 1. Mucha; 2. Pekarik, 3. Skrtel, 21. Saláta, 16. Durica; 6. Strba, 17. Hamsik, 9. Sestak, 7. Weis; 8. Kozak; 11. Vittek. DT: V. Weiss.

PARAGUAY (2): 1. Villar; 14. Da Silva, 21. Alcaraz, 3. Morel; 6. Bonet, 15. Cáceres, 13. Vera, 16. Riveros; 19. Barrios, 9. Santa Cruz, 18. Valdez. DT: Gerardo Martino.

GOLES: Vera (27 minutos), Riveros (86 minutos) (PAR).

CAMBIOS: 13. F. Holosko x Sestak; 15. M. Stoch x Salata (ESL) – 17. A. Torres x Haedo; 7. O. Cardozo x Barrios; 8. E. Barreto x Vera (PAR).

ÁRBITRO: Eddy Maillet (Seychelles).

TARJETAS AMARILLAS: Durica (ESL) – Vera (PAR).

ESCENARIO: Free State Stadium.

Dinamarca 2 vs Camerun 1

Dinamarca logró remontar un gol inicial de Samuel Eto’o para terminar imponiéndose a Camerún por 1-2 en el partido disputado en el estadio Loftus Versfeld de Tshwane/Pretoria. Con la derrota, los Leones Indomables quedaron matemáticamente eliminados de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y aseguraronn la presencia en octavos de Países Bajos, actuales líderes del Grupo E.

Después de perder en su debut en la competición, ninguna de las dos selecciones se podía permitir un nuevo traspié en esta segunda jornada. Así que salieron a por todas y el partido resultó de lo más dinámico. Camerún no perdonó el primer error de la defensa danesa y Eto’o clavó el primer gol con un disparo seco y raso que celebró con rabia (1-0, 10’).

Fue un mazazo para la escuadra europea que siguió aturdida durante unos minutos, que a punto estuvo de aprovechar Emana para ampliar distancias. Pero Dinamarca logró recomponerse de a poco y entró de nuevo al juego, dando su primer aviso serio a los 20 minutos en una llegada de Jon Dahl Tomasson que Hamidou Souleymanou atajó a sus pies.

La defensa adelantada del equipo africano dejaba muchos huecos que los europeos empezaron a aprovechar con veloces contraataques. Así llegó el empate: un pase largo para Dennis Rommedahl que centra desde la derecha para que Niklas Bendtner equilibrase el marcador (1-1, 33’).

Las ocasiones se sucedieron en los últimos cinco minutos del primer tiempo. Camerún logró achicar un remate de Tomasson tras otra excelente asistencia de Rommedahl, y luego llegaron los apuros de la zaga danesa que vio como Eto’o estrellaba un balón en el palo y Emana remataba al cuerpo del portero.

Tras el descanso, Webó falló por dos veces en la definición, y en la réplica, Dinamarca no perdonó. Rommedahl, en jugada personal por la banda derecha, alcanzó el área y culminó con un disparo cruzado (1-2, 61’).

Souleymanou salvó el tercero danés, otra vez a los pies de Tomasson. A los hombres de Paul Le Guen ya no les quedaba más remedio que aumentar el ritmo, ya que sólo puntuando se mantenía vivo en la competición. Así que se volcaron totalmente al ataque. Sorensen respondió sacando una mano para detener un disparo mortífero de Emana, y Poulsen arriesgó la cara al desviar un durísimo ramate de Vicent Aboubakar. Pero la suerte no estuvo de cara para los africanos que se convirtieron en el primer equipo eliminado de Sudáfrica 2010.

Camerún se despedirá de la competición en Ciudad del Cabo el 24 de junio ante Países Bajos, mientras que Dinamarca y Japón disputarán el segundo boleto del grupo ese mismo día en Rusteburgo.

Hay maneras dignas de perder, pero eso siempre será poco consuelo para el que sufre la derrota. El premio a un equipo que atacó bien como Camerún fue el gol de Samnuel Eto’o casi al inicio del partido ante Dinamarca. Sin embargo, ese mismo equipo fue castigado con dos goles en contra por defender mal.

“El técnico Paul Le Guen y yo rendiremos cuentas por el papel de Camerún en esta Copa”, había dicho el delantero del Inter, luego de la derrota ante Japón en su debut. Pero cómo explicar lo que ocurrió hoy en Petroria.

A los 10 minutos, Eto’o escribió la página más feliz de su equipo en su breve participación en Sudáfrica. Pero Dinamarca, igual de voluntarioso para atacar que los africanos, devolvió el golpe dos veces: Bendtner a los 33 minutos y Rommedahl a los 61. Los dos fueron de contragolpe en el rostro de defensas que no eran capaces de luchar por la clasificación, como sí lo eran sus propios delanteros. Esa diferencia fundamental terminó por destruirlos.

Samuel había dicho que un equipo africano sería campeón. No será Camerún. Holanda es el primer clasificado de su grupo; Dinamarca y Japón tienen tres puntos cada uno y jugarán la próxima fecha para decidir al último clasificado. Los africanos, con cero puntos en dos partidos, se quedaron sin Mundial en el que debió ser su gran Mundial.

Alineaciones:

Camerún Souleymanou, Mbia, Bassong, Nkolou, Assou-Ekotto; Makoun, Song, Emana; Eto’o, Moting y Webo.

Dinamarca: Sorensen; Jacobsen, Kjaer, Agger, Jacob Poulsen; Christian Poulsen, Jorgensen, Kahlenberg, Rommedahl, Tomasson y Bendtner.

Árbitro: Jorge Larrionda (Uruguay).

Estadio: Lotus Versfeld.

Holanda 1 vs Japon 0

Con un gol de Wesley Sneijder, Países Bajos logró a expensas de Japón su segunda victoria al imponerse por 1-0 y horas más tarde, gracias a la derrota de Camerún, se transformó en el primer clasificado a octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. El partido, válido por el Grupo E, se jugó en el estadio de Durban el 19 de junio.

Después de unos primeros 45 minutos sin demasiadas ocasiones de gol, apenas un intento de chilena de Dirk Kuyt, algunos remates desde lejos de Rafael Van der Vaart, y un par de cabeceos desviados de los japoneses, la segunda mitad arrancó con el mismo ritmo de toques en centro y pocos disparos.

Pero llegó Sneijder para romper la baraja. En pleno asedio al área nipona, Robie Van Persie vio llegar desde atrás, libre de marca, a su compañero y no dudó en cederle el balón para que el centrocampista del Inter de Milán de un derechazo doblase las manos del portero japonés (1-0, 53’).

Los hombres de Takeshi Okada trataron con dificultades de merodear el área holandesa pero apenas inquietaron al guardameta. Ni tan siquiera con la entrada de Shunsuke Nakamura, con la que el entrenador buscaba un poco más de profundidad en ataque, lograron perturbar a la Oranje.

Sufrir para celebrar
Con el partido bajo control, el técnico Bert Van Marwijk pudo dar descanso a Arjen Robben que por primera vez en esta Copa Mundial se sentaba en el banquillo naranja, luego de recuperarse a tiempo de una lesión muscular en el muslo izquierdo.

En su primera intervención tras saltar al campo en lugar del goleador, Ibrahim Affelay pudo sentenciar el encuentro en un mano a mano con Eiji Kawashima, pero el portero ganó el duelo. A dos minutos para el final, de nuevo el arquero frustraría in extremis un remate al arco del jugador del PSV Eindhoven.

En el último minuto se salvó Holanda, ya que Shinji Okazaki envió por centímetros por encima del larguero un rapidísimo contragolpe que contó tan sólo tres toques para llegar al arco rival.

Países Bajos buscará asegurar el primer lugar en el Grupo E el 24 ante Camerún en el estadio Green Point de Ciudad el Cabo, mientras que Japón peleará en Rustenburgo ese mismo día ante Dinamarca por la otra plaza disponible en la zona para octavos de final.

Sufrió más de lo esperado, pero así es este Mundial. Jugando nuevamente sin su estrella Arjen Robben, Holanda pudo vulnerar finalmente la valla defensiva de Japón, gracias a un fuerte remate de Wesley Sneijder, a los 53 minutos.

Robin van Persie hizo un pase hacia atrás luego de un tiro de esquina y le dejó servido el balón a Sneijder para su fierrazo. El arquero Eiji Kawashima se tiró hacia su derecha y se pasó de la línea de la pelota, que apenas pudo manotear. O no vio bien el disparo, o la pelota Jabulani hizo nuevamente de las suyas. Dio la impresión de que el balón se desvió hacia adentro a último momento.

Con este resultado, la “Naranja Mecánica” obtiene seis puntos en el Grupo E y prácticamente está clasificado a octavos de final. Japón, que mantiene sus tres puntos, producto de su victoria sobre Camerún en su debut, salió al partido dispuesta a no correr riesgos y marcar a presión en toda la cancha.

Holanda, que otra vez echó de menos a Robben, quien se repone de una lesión en la pierna izquierda, tuvo dificultades para penetrar el vallado defensivo de Japón, que hizo un planteo cauteloso y no corrió riesgos.

Durante el primer tiempo, los holandeses se desgastaron en un toque inútil, haciendo circular el balón por todo el campo en busca de espacios, pero tropezó contra la férrea valla defensiva japonés.

Holanda tuvo apenas dos remates al arco: un tiro libre de Wesley Sneijder que salió por sobre el travesaño y un zurdazo de Rafael van der Vaart, contenido sin dificultades por Eiji Kawashima.

Alineaciones:

Holanda: Stekelenburg; Van der Wiel, Heitinga, Mathijsen, Van Bronckhorst; Van Bommel, De Jong, Kuyt, Sneijder, Van der Vaart; Van Persie. DT: Bert van Marwijk

Japón: Kawashima; Komano, Nakazawa, Tanaka, Nagatomo; Abe, Okubo, Endo, Matsui, Hasebe; Honda. DT: Takeshi Okada.

Árbitro: Héctor Baldassi (Argentina)

Estadio: Durban Stadium

Ghana 1 vs Australia 1

Ghana quedó como líder del Grupo D al igualar 1-1 con Australia en el segundo partido de ambos, disputado en Rustenburgo el 19 de junio. El encuentro fue luchado y entretenido y en la última mitad del complemento cualquiera pudo haberse alzado con la victoria.

El enfrentamiento comenzó con ambas selecciones jugando con cierta timidez y algunas fricciones. Ghana pareció más decidido pero desordenado y sin profundidad. De todas maneras, cuando ninguno se había acercado al arco, fue Australia la que gritó primero. Brett Holman la mandó al fondo de la red luego de que el arquero ghanés diera un rebote en un tiro libre de Marco Bresciano (1-0, 11’).

La apertura del marcador movilizó a los africanos, que salieron con ímpetu a buscar la igualdad. Con llamativa paciencia, Ghana fue acorralando a los Socceroos hasta que inclinó la cancha a su favor.

A los 27 minutos, Ibrahim Ayew dejó a dos oponentes a un lado en pleno área y lanzó un centro que remató Jonathan Mensah hacia el gol pero la pelota dio en el brazo de Harry Kewell. Penal y expulsión (la 150ª en la historia de la Copa Mundial) para el 10 australiano. La pena máxima estuvo a cargo de Asamoah Gyan, que tiró al palo izquierdo del portero Mark Schwarzer (1-1, 25’).

Con un jugador menos, los de Pim Verbeek se recluyeron en su terreno, los ghaneses manejaron el encuentro casi a voluntad y hasta pudieron dar vuelta el resultado. Kevin Prince Boateng tuvo el gol en sus pies a los 43 minutos, pero su definición fue desviada con esfuerzo por el guardavallas australiano.

En los dos arcos
Ghana salió como una aplanadora para llevarse el encuentro y pasar a liderar con holgura el Grupo D. Con remates de media distancia y apelando a la peligrosidad de Gyan, los africanos dispusieron de la pelota y del terreno para desnivelar.

Pero los australianos supieron aguantar y, a sabiendas de que el punto poco les servía para continuar en la competición, se animaron a salir. El mensaje fue enviado desde el banco, con los ingresos de Scott Chipperfield y Joshua Kennedy. El partido adquirió ribetes emocionantes y dio la sensación de que cualquiera podía ganarlo.

Los Socceroos dispusieron de la acción más clara para pasar al frente. A los 71 minutos, Luke Wilkshire entró solo al área y remató al cuerpo del arquero Richard Kingson, quien sacó el balón hacia el medio y en el rebote Kennedy remató mordido.

Sobre el final, Jonathan Mensah cabeceó un centro pasado y el esférico salió por el costado del arco. Scwharzer se lució ya en tiempo adicionado al rechazar un disparo de Andre Ayew.

Con este empate, Ghana lidera con 4 puntos y Australia se hundió en el fondo de la zona con una unidad. En la última fecha de la primera fase, los africanos enfrentarán a Alemania en el Soccer City de Johannesburgo a las 15:30 y Australia cotejará con Serbia en Nespruit, en mismo día y horario.

Las selecciones de Ghana y Australia mantienen intactas sus chances de clasificar a los octavos de final de la Copa del Mundo. Ambas empataron 1 a 1 por el Grupo D, en la ciudad de Rustenburgo.

Brett Holman, a los 12 minutos, abrió el marcador para los australianos, tras vencer al arquero Kingson, luego de un rebote en un tiro libre.

El conjunto africano empató a los 25 minutos: Asamoah Gyan, de penal, batió a Schwarzer, luego de que Harry Kewell, sobre la línea del arco, desvió el balón con la mano, tras un remate de Mensah. Por esta jugada, el experimentado Kewell vio la cartulina roja.

Luego de ello, el encuentro fue de ida y vuelta, pese a la inferioridad numérica de los oceánicos. Australia estuvo más cerca de marcar el gol de la victoria, luego de que el atacante Kennedy fallara solo frente a Kingson.

Sobre el final del encuentro, Asamoah Gyan no aprovechó un contragolpe, en el que se enfrentó solo a la defensa australiana. Su disparo se fue desviado. Los ghaneses apelaron al contragolpe, pero ningún ataque fue culminado en la red.

En la última jornada, Ghana (4 puntos) enfrentará a Alemania (3), y Australia (1) lo hará ante Serbia (3). Todos tienen aún opciones de clasificar.

*-Ficha técnica:

-Ghana (1): *Kingson, Pantsil, Mensah, Addy, Sarpei, Annan, Prince Boateng (Amoah, m.87), Asamoah (Muntari, m.77), Tagoe (Owusu-Abeyie, m.56), Ayew y Gyan.

-Australia (1): Schwarzer, Wilksihire (Rukavytsya, m.85), Neill, Moore, Carney, Culina, Valeri, Emerton, Holman (Kennedy, m.68), Bresciano (Chipperfield, m.66) y Kewell.

Goles: 0-1, m.12: Holman. 1-1, m.25: Gyan, de penal.

Árbitro: Roberto Rosetti (Italia). Amonestó por Ghana a Addy, Annan y Mensah y por Australia a Moore. Expulsó al australiano Kewell (m.24) con roja directa.

Escenario: Royal Bafokeng de Rustenburgo, a 140 kilómetros de Johannesburgo.

Alemania 0 vs Serbia 1

Serbia se anotó una victoria inesperada (0-1) ante la todopoderosa Alemania en un choque que pronto se les puso de cara a los balcánicos, disputado el 18 de junio en Port Elizabeth y perteneciente al Grupo D.

El juego comenzó con ambos equipos tanteándose, jugando pausadamente y al toque, pero a medida que pasaron los minutos, los balones largos se fueron haciendo cada vez más frecuentes.

Lukas Podolski tuvo una ocasión clara en una volea con la zurda en el minuto 7. Este sería el punto de inflexión del dominio del juego, que hasta entonces había tenido protagonismo más serbio que teutón. Aunque la circunstancia sería pasajera.

Kolarov lanzó un libre directo que se marchó muy cerca del palo. Era el minuto 33 y los alemanes dominaban por entonces, a pesar de conceder ocasiones a los serbios. Pero la selección tricampeona del mundo no podía intuir la que se le venía encima.

Cambian las tornas
Cuatro minutos más tarde, Mirlosav Klose cometía una falta en el centro del campo y era amonestado por segunda vez. El jugador sobre el que se escribieron miles de elogios y de quien se especuló que podría alcanzar la marca anotadora mundialista de Ronaldo, abandonaba el campo antes del descanso.

Sólo un minuto tardarían las Águilas Blancas en aprovecharse de la situación. Milos Krasic centró desde la derecha cuando se le terminaba el terreno, Nikola Zigic bajó la bola de cabeza y Milan Jovanovic aprovechó las dudas del portero germano para hacer una volea acrobática que se colaría en las mallas de Alemania. Los problemas crecían, pero la joven y potente selección de Joachim Loew no se dejaría amedrentar por la adversidad. Al borde del descanso, Khedira estrelló un buen tiro en el travesaño.

El partido se recrudeció tras la pausa y ambos equipos salieron a buscar el todo por el todo: los serbios, rematar el partido, y los alemanes, superar la desventaja.

Podolski estuvo cerca del empate en el minuto 57 y después en el 59. En ninguna acertó. Ni siquiera en el penal del que dispuso en 60. El arquero serbio adivinó su intención y rompió la racha teutona desde los once metros. No fallaban un penal en una Copa Mundial desde 1974.

Serbia, cerca de ampliar la ventaja
Poco después, Krasic hizo una buena internada por la banda derecha y cedió el balón al anotador. El número 14 de los serbios sacó un potente disparo que hizo bailar el poste derecho de Manuel Neuer.

En el 74, el gigantón Zigic remató de cabeza al larguero, en una de las varias oportunidades al contraataque de las que dispusieron los balcánicos, ya que los alemanes, que terminaron jugando con un 3-3-3, estaban volcados totalmente en ataque. Un esfuerzo que terminó siendo infructuoso.

Alemania jugará con Ghana, uno de los candidatos africanos más firmes del certamen, el próximo día 23 en Johannesburgo, mientras que Serbia luchará por pasar a octavos frente a Australia en Nelspruit ese mismo día.

Después del debut, se pensó que Alemania era un candidato a ganar el Mundial. Sin embargo, en un partido casi descontado, los teutones perdieron 1 a 0 ante Serbia y complicaron su clasificación a la siguiente ronda.

El único tanto del partido lo marcó Jovanovic, luego de un centro de Krasic que pivoteó el gigante Zigic. El volante por izquierda recibió solo la pelota y la empujó a la salida de Neuer.

Ese fue un momento clave para el partido. Un minuto antes, a los 37, Miroslav Klose había sido expulsado por doble amarilla (quizá exagerada). El ataque siguiente culminó en gol de los serbios.

Alemania no se pareció a la que vapuleó a Australia. No tuvo la contundencia. Las condiciones, claro, fueron diferentes. Serbia le cerró bien los espacios. Con uno menos, se le complicó un poco más.

A pesar de ello, los germanos dieron maña al final del primer tiempo para crear su ocasión más clara. Luego de un centro de Podolski, Khedira recibió un rebote y mandó un remate al arco, solo, y le pegó con tal fuerza que se reventó en el palo. Con eso, acabó la primera etapa.

El segundo tiempo comenzó con un Alemania mejor, con dos ocasiones falladas por Lukas Podolski, quien luego tuvo la chance de reivindicarse con la ejecución de un penal. El zaguero Vidic tocó la pelota con la mano en el área y el juez lo cobró.

Lamentablemente para Alemania, el jugador del Colonia falló el penal. Remató a la mano izquierda del portero Stojkovic, y este atajó.

El técnico Joachim Low, desesperado, sacó a Ozil y a Muller del campo para meter a Cacau y a Marin. Si bien los cambios tenían buenas intenciones, le quitaron peso ofensivo. Alemania, luego de eso, sufrió un par de contras que pudieron aumentar la cuenta a favor de los serbios.

La victoria fue justa. Los alemanes no lo hicieron mal para jugar con 10, pero no fueron contundentes con las oportunidades que tuvieron cuando pudieron llegar. Ni siquiera con el penal. Y eso se paga en el fútbol: Serbia sí lo hizo y por eso se fue con los tres puntos.

Con este resultado, tanto Alemania como Serbia y Ghana quedaron con tres puntos, dejando a Australia en cero. Aún falta un partido en el Grupo entre africanos y australianos. El que gane puede complicar la clasificación alemana, pues chocarán en el último partido con Ghana.

Alineaciones:

Alemania: Neuer; Lahm, Mertesacker, Friedrich, Badstuber (Gomez); Schweinsteiger, Khedira; Müller (Marin), Ozil (Cacau), Podolski; Klose.

Serbia: Stojkovic; Ivanovic, Vidic, Subotic, Kolarov; Krasic, Stankovic, Ninkovic (Kacar), Jovanovic (Lazovic); Kuzmanovic (Petrovic); Zigic.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (España).

Estadio: Nelson Mandela, Puerto Elizabeth

Inglaterra 0 vs Argelia 0

En un partido con pocas situaciones de gol y emociones, Inglaterra y Argelia igualaron 0-0 en su segunda presentación por el Grupo C de la Copa Mundial de la FIFA. El encuentro se disputó en Ciudad del Cabo el 18 de junio.

La primera etapa mostró a dos equipos cautelosos pero al mismo tiempo imprecisos. Argelia tuvo mayor posesión de la pelota aunque sin el debido criterio y profundidad como para inquietar a la última línea inglesa. Los dirigidos por Fabio Capello, que cumplía años, exhibieron una marcada impotencia para recuperar el balón y un medio campo desconectado con la delantera.

Los atacantes de Inglaterra poco pudieron hacer ante la recurrencia del pelotazo de los defensores para tratar de ponerlos en juego. Prueba irrefutable de la poca participación de los puntas la ofrecieron las estadísticas: quienes menos metros recorrieron en la parte inicial fueron Wayne Rooney (5.259) y Emile Heskey (5.176), sólo por delante de John Terry y el portero David James.

Una sola acción de riesgo puede apuntarse en los primeros 45 minutos. Tras una recuperación de Rooney en la mitad de cancha, Glen Johnson envió un centro que luego de un rechazo quedó para Frank Lampard. Casi en el punto del penal, el volante remató por bajo para hacer lucir al arquero Rais Mhboli, quien retuvo en dos tiempos.

Más de lo mismo
El complemento transcurrió casi con la misma tónica. Inglaterra salió con un poco más de decisión en un intento por conseguir la victoria y los africanos retrocedieron para apelar casi únicamente al contragolpe como recurso ofensivo.

Con pocas ideas y claridad de juego, los ingleses pretendieron llegar al gol excediéndose en los remates de larga distancia, que en su mayoría salieron desviados. Capello mandó a la cancha a Jermain Defoe y Peter Crouch, quienes tampoco pudieron aportar en el ataque.

No hubo tiempo para mucho más y ambas selecciones debieron conformarse con un reparto de puntos que no les sirve demasiado. Como consecuencia, quedan a la expectativa de lo que ocurra en la última jornada de esta primera fase de la Copa Mundial.

Inglaterra, con dos unidades en igual cantidad de partidos, enfrentará a Eslovenia en el estadio Nelson Mandela el 23 de junio a las 11:00 mientras que Argelia, que posee sólo un punto y terminó con la valla en cero por primera vez en sus 8 partidos en la Copa Mundial, hará lo propio con Estados Unidos, en mismo día y horario en Tshwane/Pretoria.

Inglaterra saltó a la cancha del estadio de Ciudad del Cabo con un equipo que cuenta su valor en millones de dólares. Pero la atención se la llevó justamente un jugador que quedó en la banca de suplentes y cuya cotización anda por los suelos: Robert Green.

Tras su error ante Estados Unidos (el que le costó el empate a su equipo), el arquero inglés tuvo que aceptar ser remplazado por David James, jugador de mayor experiencia y más acostumbrado a las críticas por los bloopers que acumula a lo largo de su carrera.

Ya a los cinco minutos de partido, empezó su show y convirtió un centro sin peligro en un despeje de puños apurado. Como para pedir el regreso de Green. Mientras en el otro extremo de la cancha, casi nada llamaba la atención. Pese a su superioridad en todas las líneas, Inglaterra no pudo apabullar a la modesta Argelia durante todo el primer tiempo.

Green no jugó pero fue figura hasta el final, en un partido donde nadie fue capaz de hacer una sola jugada interesante en la cancha. Y hay que estar seguros que quien más cerca estuvo de lograrlo fue el argelino Ziani.

En el segundo tiempo (quién sabe que clase de reprimenda les habrá dado Capello), los ingleses decidieron pisar más el área, pero la amnesia se apoderó de ellos y se olvidaron de cómo definir. Los goles que hace Lampard, Gerrard y Rooney en la Premier los fallaron ayer ante Argelia, que tuvo un buen alíado en su arquero. ¿Qué distinta hubiera sido la historia si Green hubiera nacido argelino?

Alineación:

INGLATERRA: David James; John Terry, Jamie Carragher, Ashley Cole, Glen Johnson; Gareth Barry, Frank Lampard. Steven Gerrar, Aaron Lennon; Wayne Rooney, Emile Heskey.

ARGELIA: Rais M’Bolhi; Antar Yahia, Rafik Halliche, Nadir Belhadj, Madjid Bougherra; Medhi Lacen, Hassan Yebda, Ryad Boudebouz; Karim Ziani Foued Kadir, Karim Matmour.

Árbitro: Ravshan Irmatov.

Estadio: Green Point Stadium (Ciudad del Cabo).