Archive for 26 junio 2010

Holanda 2 vs Camerun 1

Con la esperada vuelta de Arjen Robben, Países Bajos derrotó 2-1 a Camerún y se adjudicó el Grupo E de la Copa Mundial de la FIFA, en el partido disputado el 24 de junio en Ciudad del Cabo. Los europeos dominaron en la etapa inicial, pero en la segunda los Leones Indomables, que ya estaban eliminados, habían emparejado las acciones y logrado la igualdad. El aporte del astro del Bayern Múnich definió sobre el final un pleito que tenía destino de empate.

El encuentro comenzó equilibrado y de manera intensa, pero fue Camerún quien tuvo la primera aproximación, cuando Aurelien Chedjou disparó mordido para que el arquero Maarten Stekelenburg dominara sin mayores problemas. Contestó enseguida Países Bajos con una jugada rápida que Robin Van Persie concluyó con un remate al medio del arco, que atajó Hamidou Souleymanou.

Ambos equipos mostraron movilidad y buen trato de balón aunque las ocasiones claras tardaron en llegar. Y fue la Oranje la que tuvo las posibilidades de mayor riesgo. Primero, con un tiro libre de Rafael Van der Vaart que embolsó el portero y luego en una acción veloz de Dirk Kuyt, quien quedó cara a cara y ejecutó un derechazo que salió cerca del poste derecho.

Cuando el encuentro se estancaba fue Países Bajos el que sacudió la red. En una sincronizada combinación entre Van Persie y Wesley Sneijder, el delantero del Arsenal inglés definió cruzado entre las piernas de Souleymanou (0-1, 36’). El equipo europeo se llevaba la diferencia que merecía por lo exhibido en la primera parte.

El cambio justo
El complemento mostró a los Leones Indomables con la decisión de ir en busca de la igualdad. Países Bajos tuvo la primera posibilidad de aumentar la ventaja en una corrida de Van Persie que concluyó con un disparo a las manos del guardavallas.

Los cameruneses no se resignaban a caer de nuevo y se acercaron cada vez más. A los 62 minutos, una buena habilitación dejó a Jean Makoun mano a mano con Stekelenburg, quien desvió el remate. Y de tanto ir, los africanos llegaron a la igualdad: Samuel Eto’o, de penal, empató con un tiro al palo derecho (1-1, 65’).

El técnico neerlandés hizo entrar a Robben para darle minutos en cancha, de cara a lo que se viene para la Oranje. La estrella mostró su intacta calidad y definió el partido en una jugada con su sello: en rápido contraataque, remató de afuera del área, la pelota se estrelló en el poste derecho de Souleymanou y le quedó servida a Klaas Jan Huntelaar, que la empujó al fondo de la red (1-2, 83’).

Países Bajos celebró una merecida victoria y los africanos se fueron del certamen perdiendo los 3 partidos de grupo por primera vez en su historia.

Por los octavos de final, Países Bajos enfrentará a Eslovaquia, segundo del Grupo D, el 28 de junio a las 16:00 en Durban.

Volvió a ser la “Naranja Mecánica”. Holanda clasificó primera en su grupo con puntaje perfecto y se enfrentará en octavos a Eslovaquia, este lunes a las 9 am.

El partido ante Camerún fue un trámite. Con los africanos eliminados y los europeos clasificados, ambos equipos salieron a jugar sin mayor presión. Robin Van Persie abrió el marcador en el primer tiempo y se sacó la sal. El jugador del Arsenal la metió de derecha por la “huacha” del arquero y por fin pudo anotar en este Mundial.

Samuel Eto’o descontó para Camerún. De penal, el jugador del Inter puso el 1 a 1 y sumó su segundo gol en el torneo. Arjen Robben entró para hacer un poco de fútbol antes de jugar los octavos de final y ya demostró toda su categoría. El jugador del Bayern se llevó a un defensor y sacó un disparo espectacular que reventó el palo. Klas Jan Huntelaar aprovechó el rebote y la metió. Todo un goleador.

Holanda sigue firme en su camino el título y nadie le saca la chapa de candidato. Además, con Robben recuperado, este equipo puede dar mucho más.

Alineaciones
Holanda: Stekelenburg; Boulahrouz, Heitinga, Mathijsen, van Bronckhorst; Sneijder, Van Bommel, Van der Vaart (Robben 72”), De Jong, Kuyt (Elia 67”), Van Persie (Huntelaar 59”). Entrenador: B. van Marwijk

Camerún: Hamidou; Assou-Ekotto, Chedjou, Bong (Aboubakar 56”), N’Koulou (Song 74”); N’Guémo, M’Bia, Makoun, N’Djitap; Eto’o, Choupo-Moting (Idrissou 72”). Entrenador: P. Le Guen.

Anuncios

Japon 3 vs Dinamarca 1

Japón se aseguró la segunda posición del Grupo E tras derrotar a Dinamarca por 1-3 en el partido disputado en el Royal Bafokeng de Rustenburgo el 24 de junio. Los hombres de Takeshi Okada se enfrentarán a Paraguay en los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

Dinamarca era quien necesitaba la victoria para hacerse con el segundo lugar del Grupo E, y sin embargo, el equipo que arrancó con más vocación de ataque fue Japón. La primera muestra fue una jugada de Makoto Hasebe que recibió un buen pase interior pero perdió el remate por centímetros. Dennis Rommedahl, uno de los jugadores más peligrosos de Dinamarca en este torneo, dio la réplica con un disparo cruzado que salió cerquita del poste.

Japón se adelantó pronto con un tiro libre que Keisuke Honda coló por el palo de portero que casi llega a rozar el esférico con la punta de los dedos (0-1, 17’). Jon Dahl Tomasson se perdió el empate cinco minutos después al no llegar por bien poco a rematar el balón bombeado al área nipona por Christian Poulsen.

La selección asiática apenas se inquietaba en las aproximaciones danesas. Controlaba el ritmo del partido y hasta se permitió aumentar la distancia en otro tiro libre que esta vez remató Yashuito Endo (2-0, 30’).

Kawashima se hace fuerte
Poulsen y Rommendahl trataron de reducir las diferencias pero el portero japonés no concedio tregua. Yuhichi Komano, rozando el larguero, y otra vez Endo, con un disparo lejano, todavía tuvieron tiempo de comprometer la meta danesa antes del descanso.

Tras el intervalo, a Dinamarca no le quedó otra que salir a por todas así que fue Eiji Kawashima, el portero japonés, el que más trabajo tuvo. Pero estuvo muy atento para atajar las entradas de Poulsen y algún tiro libre de Daniel Agger. Se salvó en un tiro al larguero de Soren Larsen, y hasta detuvo el penal ejecutado por Tomasson pero no llegó a tapar cuando el danés recuperó el rechace (2-1, 81’). Así el delantero del Feyenoord se convertía en el máximo anotador de Dinamarca en Copas Mundiales, con 5 dianas.

Pero Japón no estaba dispuesto a pasar apuros en la recta final y en un contragolpe sentenció con la diana de Shinji Okazaki (3-1, 87’) que establecía la mayor goleada de la selección nipona en Copa Mundial.

Además, con la clasificación para octavos Japón iguala su mejor actuación en el torneo, que fue en la edición de Corea/Japón 2002.

Japón se convirtió en el segundo equipo asiático que se metió en los octavos de final en Sudáfrica 2010. Derrotó con un contundente 3 a 1 a Dinamarca y se metió detrás de Holanda por el grupo F.

Con dos tiros libres, los nipones empezaron a ganar el partido. Honda marcó el primero a los 17, luego Endo (30) y Okazaki (87). El equipo azul selló así su clasificación, manejando en todo momento el partido ante los europeos.

En el segundo tiempo, los rojos consiguieron el descuento a través de un penal inventado. Tomasson pateó y el arquero dio rebote. El volante lo cogió y definió a los 81 minutos.

Con esta gran victoria, los japoneses llegaron a octavos de final, en donde se verán las caras ante los paraguayos el martes 29 de junio, en quizá uno de los partidos más cerrados que se verán en este Mundial.

Alineaciones:

Dinamarca (1): Sörensen; Jacobsen, Agger, Kröldrup (Larsen), S. Poulsen; C. Poulsen, Jörgensen (J. Poulsen); Rommedahl, Tomasson, Kahlenberg (Eriksen); Bendtner.

Japón (3): Kawashima; Komano, Nakazawa, Tulio, Nagatomo; Hasebe, Abe, Endo (Inamoto); Matsui (Okazaki), Okubo (Konno); Honda.

Australia 2 vs Serbia 1

Australia derrotó por 2-1 a una combativa selección de Serbia en un choque disputado el 23 de junio en el estadio Mbombela, de Nelspruit, en choque válido por el Grupo C de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. El resultado salvó la honrilla australiana y acabó con los sueños serbios, porque no sirvió para que ninguno de los dos contendientes pasara a la siguiente ronda.

A pesar del resultado final, el choque tuvo un claro dominio serbio desde el principio. La iniciativa correspondía casi en su totalidad a los dirigidos por Radomir Antic, mientras que los de Pim Verbeek saltaron al campo algo tímidos.

En el minuto 12, Milos Krasic tendría la primera clara del encuentro, tras un ataque australiano que no encontró rematador. El atacante serbio se escoró demasiado y erró cuando se encontraba frente a Mark Schwarzer. Poco después le llegaría el turno a Lazovic, que falló cuando tenía todo a su favor ante Schwarzer. O el cabezazo de Nikola Zigic, que se fue desviado por poco.

Se llegó al descanso con esa dinámica y, en ese momento, nadie podía esperar una victoria del país oceánico.

A la vuelta del vestuario el partido se recrudeció, y los australianos estuvieron mucho más fuertes en defensa. Quizá en exceso: el colegiado, el uruguayo Jorge Larrionda, se vio obligado a cortar estas acciones amonestando a los Socceroos en dos ocasiones en apenas un minuto.

Errores penalizados
Zigic tuvo una clara ocasión dentro del área australiana en el minuto 53, cuando controló un balón que luego mandó alto por muy poco. Los balcánicos seguían creando ocasiones de gol, pero no atinaban a colar el balón en las mallas rivales. Los australianos, por su parte, las tuvieron contadas, pero las supieron aprovechar mejor.

Así llegó el primer gol australiano: en una jugada aislada. Tim Cahill mandó un testarazo al fondo de la meta de Vladimir Stojkivic (1-0, 69’). Un potente disparo de Brett Holman desde fuera del área fue el segundo de la noche. El arquero serbio no llegó a atajar el derechazo (2-0, 73’).

Serbia recortó distancias por medio de Marko Pantelic, al aprovechar un rechace de Schwarzer (2-1, 84’). Además dispuso de otras tantas ocasiones de hacer el tanto del empate, que le habría supuesto la clasificación para octavos, pero anduvieron carentes de tino los de Antic.

Con este marcador y el resultado del otro encuentro (victoria por 1-0 de Alemania sobre Ghana), tanto Australia como Serbia quedan apeadas del torneo.

Se acabó el sueño para ambos. Si bien los australianos vencieron 2 a 1 a los serbios, los dos equipos le dijeron adiós al Mundial de Sudáfrica. Al inicio del encuentro, los dos partían como eliminados. Por eso necesitaban ganar para clasificar, pero también dependían del partido entre Alemania y Ghana.

El primer tiempo no fue bueno. Los dos buscaron a su manera la desigualdad, con más claridad para los serbios, que fallaron un par de ocasiones cantadas con Krasic y Kuzmanovic.

En la segunda parte, los oceánicos se atrevieron más y complicaron a los europeos hasta que les llegó su premio. A los 69 minutos, Tim Cahill abrió el marcador con un cabezazo. El volante que volvió tras la expulsión en el partido ante Alemania, conectó un centro de Wilkshire y venció a Stojkovic.

Luego, a los 73, el ingresado Holman remató de fuera del área y puso el segundo para alegría de los australianos, quiene en ese momento necesitaban dos goles más para asegurar su pase.

Sin embargo, a los 83, Serbia descontó tras un rebote-regalo del arquero Schwarzer, quien no pudo atajar correctamente un remate de Ivanovic y le dejó servida la chance a Pantelic, que no perdonó.

El resultado dejaba a ambos fuera. Y por eso los serbios fueron en busca del empate que los iba a clasificar. Lamentablemente para ellos, no llegó.

Alineaciones:

Australia (2): Schwarzer; Wilkshire (García), Neill, Beauchamp, Carney; Culina, Valeri (Holman); Emerton, T. Cahill, Bresciano (Chipperfield); Kennedy.

Serbia (1): Stojkovic; Ivanovic, Vidic, Lukovic, Obradovic; Stankovic, Kuzmanovic (Lazovic), Ninkovic; Krasic (Tosic), Jovanovic; Zigic (Pantelic).

Alemania 1 vs Ghana 0

Con gol de Mesut Oezil, Alemania venció a Ghana por 1-0 y avanzó como primero de Grupo D a los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. Los Estrellas Negras, pese a la derrota, se transformaron en el primer equipo africano a acceder la segunda fase del torneo. El encuentro se disputó este miércoles 23 de junio en el Estadio Soccer City de Johannesburgo.

Incesante ir y venir
El primer tiempo resultó entretenido. Alemania necesitaba la victoria para no depender de nadie y salió a buscarla con sus armas habituales: control de balón por parte de Mezut Oezil, llegada por las bandas a través de Thomas Mueller por derecha y Lukas Podolski por izquierda y la inquietante presencia arriba de Cacau.

La idea de Ghana era pasar rápidamente a posiciones ofensivas apenas recuperaba el balón, casi siempre recostando el juego sobre la izquierda con combinaciones entre Kwadwo Asamoah y Andre Ayew, pensando siempre en poner a Asamoah Gyan en posición de gol.

Sin embargo, los primeros 15 minutos fueron de dominio alemán, y tres veces merodeó la apertura del marcador. Recién cuando Ayew se retrasó para tomar contacto con el balón los africanos empezaron a encontrar espacios a espaldas de los laterales, generando dos situaciones netas, ambas desperdiciadas por Gyan.

A esta altura el juego era de ida y vuelta, y en un minuto, los dos dispusieron de clarísimas opciones. A los 25’, Oezil se cortó sólo pero perdió el mano a mano con Richard Kingson. Sesenta segundos después, Gyan peinó un centro tras un tiro de esquina que Philipp Lahm, sobre la línea y con su arquero vencido, sacó con el pecho.

Final feliz para ambos
El partido no bajó en intensidad ni al final del primer tiempo ni en el comienzo del segundo. Alemania mantuvo la iniciativa pero Ghana encontró más espacios. De hecho, Asamoah quedó cara a cara con Manuel Neuer a los 51’, pero el arquero le ahogó el grito brillantemente.

Las Estrellas Negras lamentarían esta falta de efectividad nueve minutos después, cuando Oezil recibió un pase a la altura de le media luna y sacó un remate inatajable par Kingson (0-1, 60’).

Si bien las noticias que llegaban desde Nelspruit los beneficiaban, los ghaneses jamás bajaron los brazos. Dos veces arañaron la igualdad en los cinco minutos siguientes, pero Lahm le puso el cuerpo tanto al cabezazo de Prince Tagoe como al remate claro de Ayew que llevaba destino de red.

Los cambios de los entrenadores dejaron entrever que el resultado comenzaba a ser conveniente para ambos. Es cierto que siguieron atacando, pero con menos precisión en los metros decisivos. Así llegó el final y la clasificación de ambos a octavos. En esta instancia, Ghana enfrentará a Estados Unidos el próximo sábado 26 en Rustenburgo, mientras que Alemania se verá las caras con Inglaterra un día más tarde en Mangaung / Bloemfontein.

El pase a octavos de final se definió de manera electrizante en el Grupo D. Tras su último revés ante Serbia, Alemania salió ante Ghana con la obligación de ganar para seguir con vida en el Mundial de Sudáfrica, y no decepcionó: fue un 1 a 0 luchado.

El único gol del partido lo anotó Ozil a los 60 minutos. Con un potente remate desde fuera del área, venció al arquero Kongson. Con este triunfo, sumado a la victoria 2 a 1 de Australia sobre Serbia, los “panzers” no solo consiguieron la clasificación a octavos, sino que acabaron primeros en su serie.

Premio para los dos
Ghana no se quedó con las manos vacías. En un torneo donde los representantes africanos han decepcionando, las “estrellas negras” son los únicos que han podido acceder a octavos de final. Pese a la derrota, celebró gracias al triunfo de los “canguros”.

El encuentro tuvo otro condimento especial: los teutones se enfrentaron a Kevin-Prince Boateng, ex internacional juvenil alemán que eligió representar al país de su padre y que además fue el autor de la entrada que lesionó a Michael Ballack en mayo, en la final de la Copa inglesa.

Con Alemania primero y Ghana segundo, los emparejamientos de los octavos de final ya se van armando: los “Panzers” enfrentarán a Inglaterra el domingo 27 a las 9 am., mientras que las “Estrellas negras” se medirán ante Estados Unidos el sábado 26 a las 1:30 pm.

Alineaciones confirmadas:
ALEMANIA: Neuer; Friedrich, Khedira, Schweinsteiger, Lahm, Mertesacker, Boateng, Özil, Müller, Podolski y Cacau. DT: J. Low.

GHANA: Kongson; Sarpei, A. Gyan, Pantsil, Mensah, Annan, Jonathan, Tagoe, A. Ayew, K. Asamoah y Prince. DT: M. Rajevac.

Tarjetas amarillas: Ayew.

ÁRBITRO: Carlos Simon (Brasil)
ESTADIO: Soccer City Stadium (Johannesburgo)

EEUU 1 vs Argelia 0

Estados Unidos logró la clasificación a octavos de final de manera agónica al vencer 1-0 a Argelia con gol de Landon Donovan, cuando se jugaba tiempo adicionado del partido disputado en Tshwane/Pretoria el 23 de junio. Los norteamericanos quedaron como primeros del Grupo C y jugarán contra el segundo del Grupo D, el 26 de junio a las 20:30 en Rustenburgo. Los argelinos cerraron la zona con una unidad.

Argelia comenzó mejor, bien parado y saliendo rápido con Karim Ziani, su cerebro creativo, quien buscó aprovechar la velocidad de Rafik Djebbour. La primera acción de riesgo estuvo en los pies de éste último, quien aprovechó un desacople defensivo y remató en forma violenta para reventar el travesaño.

Estados Unidos contestó con una acción rápida en la que Mario Gómez disparó para que el portero Rais Mbolhi rechazara con cierta dificultad. A partir del primer cuarto de hora, las acciones se emparejaron y el partido se hizo de ida y vuelta.

Los norteamericanos dispusieron de las ocasiones más claras, pese a que los africanos tuvieron buenos movimientos ofensivos, aunque sin tanta profundidad. A los 20 minutos Gómez hizo destacarse de nuevo a Mbolhi, quien desvió la pelota hacia el medio para la entrada de Clint Dempsey que definió con el arco vacío pero en posición adelantada.

Pero a los 36, el corpulento y movedizo Jozy Altidore desaprovechó una ocasión increíble para abrir el marcador luego de una buena combinación entre Michael Bradley y Donovan. El moreno estadounidense elevó su derechazo por encima del larguero, a 3 metros de la línea de meta y con el guardavallas vencido.

Festejo sobre la hora
En la segunda parte, Estados Unidos fue muy superior. El técnico Bob Bradley hizo entrar a Benny Feilhaber, Edson Buddle y DaMarcus Beasley para darle mayor poder ofensivo a su equipo.

Dempsey tuvo una gran oportunidad de  convertir en una maniobra muy rápida de Altidore, que sirvió para el atacante del Fulham inglés. El remate el norteamericano dio en la parte interna del palo izquierdo de Mbolhi y tras el rebote, el mismo delantero desvió con la pierna izquierda.

A los 67, Buddle cabeceó al medio del arco y el portero argelino retuvo con notable seguridad. Diez minutos después, otra vez Mbolhi le negó el grito a los norteamericanos al rechazar un tiro libre de Bradley.

Se extinguía el encuentro y las chances de los dirigidos por Bradley hasta que en tiempo adicionado, Donovan encabezó un rápido contragolpe en el que sirvió el esférico para Altidore, quien desbordó con lo último que tenía para tirar un centro que conectó Dempsey. El arquero sacó la pelota al medio del área y Donovan la empujó al fondo de la red (1-0, 90’ +1).

Júbilo y desahogo de la estrella estadounidense, que se convirtió en el máximo anotador de su país en la Copa Mundial con 4 tantos y además alcanzó a Earnie Stewart y Cobi Jones como los que más vistieron la camiseta de las Barras y Estrellas en la competición (11). Los argelinos, incrédulos, completaron el juego con la expulsión de Anther Yahia, en lo que resultó su última acción antes de emprender el regreso a casa.

Estados Unidos logró la hazaña: se clasificó a octavos de final tras un sufrido partido. Lo merecieron más que Argelia y buscaron el gol todo el partido. Los argelinos apelaron por momentos al juego brusco e, incluso, le rompieron la boca de un puñetazo a Clint Dempsey. Justamente Dempsey fue el jugador del partido. Le anularon un gol, estrelló un tiro en el palo y participó de la jugada del tanto triunfal.

Los dirigidos por Bob Bradley lograron meter el gol en el minuto 92 a través de su capitán Landon Donovan, luego de recoger un rebote. Los “gringos” se ubicaron primeros en su grupo, por encima de Inglaterra.

Estados Unidos logró la ansiada clasificación, luego de que en 2006 se quedaron en la fase de grupos. Además, en 2002 llegaron hasta los cuartos de final. Los “yanquis” buscarán repetir aquella actuación y hacer historia en Sudáfrica.

Para la anécdota: Apenas terminó el partido entre Inglaterra y Eslovenia (1 a 0 para los ingleses), Estados Unidos empataba 0 a 0 y se estaba quedando afuera. Cuando los eslovenos ya se sentían dentro de los octavos, apareció Donovan y los dejó fuera del Mundial.

Alineaciones
Estados Unidos: Howard; Bornstein, Demerit, Bocanegra, Cherundolo; Dempsey, Bradley, Edu, Donovan; Altidore, Gomez

Argelia: Mbohli; Yahia, Halliche, Bougherra; Belhadj, Kadir, Lacen, Yebda; Ziani, Djebbour, Matmour

Eslovenia 0 vs Inglaterra1

Inglaterra clasificó para los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 como segunda del Grupo C después de imponerse por la mínina, con gol de Jermain Defoe, a Eslovenia en el partido disputado en Bahía de Nelson Mandela/Puerto Elisabeth el 22 de junio. Estados Unidos, con su victoria in extremis sobre Argelia, dejó fuera a los eslovenos.

La selección inglesa entró con más urgencia al césped en el estadio Puerto Elisabeth ya que sólo una victoria le aseguraba la clasificación. Le costó un poco acomodarse en el terreno de juego y Eslovenia no se acobardó. Pero los hombres de Fabio Capello golpearon primero. Defoe remató al fondo de la red un centro desde la derecha de James Milner (0-1, 23’).

Sobre la media hora se salvó Eslovenia. Wayne Rooney llegó al área y cedió a Steven Gerrard que disparo duro. El aquero, Jasmin Handanovic, detuvo el balón en dos tiempos, haciendo casi contorsionismo para evitar que el rebote se le colase.

Los ingleses dominaban el balón aunque sin mucha claridad de idea para definir jugadas, y los eslovenos se mostraron rápidos y peligrosos en el contrgolpe. Tras el descanso, el juego se abrió un poco ya que la derrota para Eslovenia suponía jugar con fuego: una victoria en el partido EEUU-Argelia les dejaba fuera. Las ocasiones más claras, igualmente, llegaron por bando británico: aDafoe se le escapó por poco el remate de un saque de esquina y Rooney se trastabillo en un remate.

Sobre la hora, Inglaterra se vino arriba y se hizo insistente en el ataque. Llegaron los momentos de mayores agobios para Handovic que se lució sacando de la línea de gol un testarazo de John Terry. Luego fue el palo quien se alió con la suerte eslovaca para desviar un remate mortífero de Rooney.

Fallaban los ingleses, así que probaron los eslovenos. Por velocidad, ganaron varias veces la partida al centro del campo rival, y todavía no se explican como luego de 3 remates consecutivos a puerta de Andraz Kirm, Zlatko Dedic y Valter Birsa, el arco defendido por David James permaneció intacto.

Capello buscó alternativas en la recta final. Metió a Joe Cole por Rooney, que no había estado muy inspirado, pero el equipo no ganó profundidad por el cambio y siguió merodeando el área sin hacer daño. Con el pitido final llegó el jarro de agua fría para los eslovenos que si bien habían estado clasificados durante todo el partido, con el gol de EEUU en el minuto 91 de su duelo con Argelia se quedaban irremediablemente fuera del Mundial.

Inglaterra aprobó el examen final contra Eslovenia. Los ‘leones’ entraron obligados a conseguir los tres puntos para seguir en Sudáfrica. Y se cumplió el objetivo: ganaron por la mínima diferencia, con gol de Jermain Defoe y siguen en carrera por el título.

El equipo de Fabio Capello salió con todo desde el primer minuto. Por otro lado, los eslovenos, más cautos, esperaron atrás para buscar la contra.

Los británicos nunca se cansaron de ir al frente. Llegaron al arco rival, generaron peligro, pero faltaba concretar. Pero tanta insistencia fue premiada. Tras un centro de James Milner por la banda derecha, Defoe se adelantó a la zaga rival y puso el primero para los ‘leones’ a los 23 minutos.

En la segunda etapa, Inglaterra salió con la misma actitud para ampliar la ventaja. Primero John Terry ganó el salto en un córner y metió un frentazo que el portero desvió nuevamente a la esquina. Minutos después, Wayne Rooney recibió el balón dentro del área y sacó un potente remate que se estrelló en el poste.

La perseverancia inglesa tuvo su recompensa. Mínima en el sentido matemático, por 1 a 0, pero una recompensa gigante por la satisfacción y alegría por conseguir la clasificación a la siguiente ronda y así seguir soñando con alzar la Copa el próximo 11 de julio.

FICHA TÉCNICA:

ESLOVENIA: 1. Handanovic; 2. Brecko, 4. Suler, 5. Cesar, 13. Jokic; 8. Koren, 18. Radosavljevic, 10. Birsa, 17. Kirm; 9. Ljubijahkic, 11. Novakovic. DT: M. Kek.

INGLATERRA: 1. James; 2. Johson, 15. Upson, 6. Terry, 3. A. Cole; 14. Barry, 8. Lampard, 16. Milner, 4. Gerrard; 19. Defoe, 10. Rooney. DT: F. Capello.

ÁRBITRO: Wolfgang Stark (Alemania).

ESCENARIO: Nelson Mandela (Puerto Elizabeth).

Argentina 2 vs Grecia 0

Argentina selló su pase a los octavos de final al vencer 2-0 a Grecia en un encuentro disputado en Polokwane, el 22 de junio. La albiceleste fue clara dominadora del encuentro, manejó el balón de comienzo a fin e hizo lucir al arquero Alexandros Tzorbas.

Los argentinos salieron de manera decidida a buscar el triunfo. Diego Maradona dispuso un 4-3-3 flexible con el que Clemente Rodríguez pudo desplazarse por la banda izquierda y aportar en ofensiva.

Juan Sebastián Verón se hizo dueño del medio campo (fue el que más metros corrió, 5.465) y casi todas las pelotas pasaron por él. Se juntó con Lionel Messi, recostado sobre la derecha como lo hace en forma habitual en el Barcelona y con Maxi Rodríguez, para generar el juego de la albiceleste. Cada avance de los sudamericanos daba la sensación de una posible apertura del marcador.

Grecia, asfixiada por la presión argentina se recluyó en su campo y apeló a algunos pelotazos largos para tratar de conectar a Georgios Samaras. En 45 minutos, no pateó siquiera una sola vez al arco defendido por Sergio Romero.

Argentina, que controló absolutamente todas las acciones, tuvo cuatro posibilidades para anotar. A los 18, Sergio Kun Agüero generó un arranque endiablado, eludió a dos defensores y remató fuerte, pero el arquero Tzorbas sacó con dificultad al córner. De ese tiro de esquina, Verón ejecutó un potente disparo que el portero volvió a desviar.

A los 32, Diego Milito desbordó por derecha y sirvió para Agüero, cuyo tiro al arco fue interceptado por Loukas Vyntra. Y sobre el final, Tzorbas volvió a impedir el grito argentino al rechazar un derechazo de Maxi Rodríguez con destino de gol.

Llegaron los goles
A poco del comienzo del complemento, Grecia sorprendió con una escapada de Samaras, que se libró de Martín Demichelis y definió desviado, cuando Romero estaba vencido.

Argentina dispuso de dos ocasiones a través de Clemente Rodríguez y en un tiro libre de Messi, que hizo lucir a Tzorbas. El gol parecía estar por caer…

Maradona hizo ingresar a Ángel Di María y a Javier Pastore, para darle mayor velocidad y precisión al ataque albiceleste. Y los sudamericanos llegaron al gol: tras un centro de Verón, Demichelis cabeceó una pelota que dio en Milito y, tras el rebote, fusiló a Tzorbas para abrir la cuenta (0-1, 77’).

Messi tuvo más espacios y enhebró un par de jugadas electrizantes. En una de ellas, la estrella reventó el palo derecho de Tzorbas con un disparo de afuera del área y en otra permitió la segunda anotación: tras un tiro que le atajó el arquero griego, la bola quedó para que Martín Palermo anotara de derecha (0-2,  89’). El atacante se convertía así en el más veterano en marcar para Argentina en la Copa Mundial de la FIFA.

La albiceleste cerró el encuentro con toques, seguridad y la tranquilidad del deber cumplido. En octavos de final enfrentará a México, segundo del Grupo B, el 27 de junio a las 20.30 en el Estadio Soccer City de Johannesburgo.

La expectativa era por el primer gol de Messi en este Mundial, por la gran aparición de un goleador como Diego Milito, pero la historia esta vez fue escrita por actores de reparto.

En el partido ante Corea del Sur, Martín Demichelis fue el peor del equipo. Se fue criticado y aguantó una semana en donde nadie halagó su trabajo. Pero cuando el gol no llegaba ante Grecia, a los 77 minutos corrió hasta el área rival, se abrió paso entre Messi y Milito, remató fuerte y limpió su imagen.

Todos los flashes fueron para el jugador antipático, el defensa medio “tronco” que pasó de villano a héroe. Pero mañana los diarios tendrán a otro tipo en las portadas. Uno más carismático, uno que todos quieren, que tiene una historia de la que se hablará muchos años.

A los 36 años, Martín Palermo gritó el gol que esperó toda su vida. A los 89 minutos, cerca del final del partido (y cerca al ocaso de su carrera) el delantero encontró el momento histórico. Quienes lo han seguido a lo largo de su carrera gritaron el gol con doble emoción. ¿Quién no hubiera querido que Palermo meta un gol así? Seguro que hasta Demichelis lo celebró.

Alineaciones:
Argentina: Sergio Romero, Martín Demichelis, Clemente Rodríguez, Nicolás Burdisso, Mario Bolatti, Juan Sebastian Verón, Lionel Messi, Nicolás Otamendi, Sergio Agüero, Diego Milito, Maxi Rodríguez. Técnico: Diego Maradona.

Grecia: Alexandros Tzorvas, Vangelis Moras, Alexandros Tziolis, Avraam Papadopoulos, Giorgos Karagounis, Loukas Vyntra, Georgios Samaras, Vassilis Torosidis, Sotirios Kyrgiakos, Sokratis Papastathopoulos, Costas Katsouranis. Técnico: Otto Rehhagel.

Arbitro: Ravshhan Irmatov (Uzbekistán).
Estadio: Peter Mokaba (Polokwane).